jueves, 5 de enero de 2017

OCHO POETAS LESBIANAS


OCHO POETAS LESBIANAS

"Ser mujer, ni estar ausente,
no es de amarte impedimento;
pues sabes tú que las almas
distancia ignoran y sexo".
Sor Juana Inés de la Cruz


Es muy común que en los círculos literarios y del arte en general predomine la presencia masculina y que de tiempos inmemorables es al hombre a quien se le ha asignado la batuta del conocimiento en todas las áreas incluyendo la literatura. Con frecuencia a la mujer que ejecuta la escritura se le da como un punto y aparte; difícilmente es conocida de inmediato como escritora sustancial de literatura, simplemente se le adjudica que su escritura forma parte de un "intimismo confesional", dando a entender que la mujer no posee ese don de creatividad e invención que son tan necesarios para desarrollar obras literaria.
Ahora bien, qué sucede con aquellas mujeres escritoras que aparte de mujeres son lesbianas, generalmente se les encasilla en literatura lésbica como si la temática fuese en sí un género literario, me pregunto por qué a Oscar Wilde o a Federico García Lorca no se les conoce como escritores de literatura homosexual.
Si bien muchas poetas lesbianas escriben acerca de esta temática, no necesariamente deben ser encasilladas. Acá publicaremos algunas poetas que se han dedicado a este hermoso oficio y que en cada verso nos muestran una escritura subversiva, contestaria, erótica y claramente consciente de las adversidades y bellezas del mundo que les rodea.
A continuación presentamos a 08 poetas lesbianas:
Safo de Mitilene: Es imposible hacer una lista de poetas lesbianas sin incluir a Safo.  También se le conoció como Safo de Lesbos, poeta de la Antigua Grecia, se ha convertido en un símbolo para las mujeres que aman a otras mujeres. Se dice que se enamoraba de sus discípulas y mantenía relaciones con ellas, más allá de pensarse que vivian en una orgía eterna, Safo les enseñaba lecciones sobre el amor.

Yo, mujer que, entre dudas y osadía,
te revela el desván de sus deseos;
tú, mujer apremiante, sin rodeos,
en rotunda lección de anatomía.

Entre la seriedad y la ironía
sabes nadar; yo en blandos chapoteos
fluctúo entre ansiedad y titubeos,
mientras tu mano es trazo y fantasía.

De mi propio arsenal medio ignorante,
acato tu destreza itinerante
sobre este laberinto de mi piel.

Lienzo soy casi en blanco, y a la espera
de los colores que tu afán genera,
cada uno de tus dedos un pincel.


Sor Juana Inés de la Cruz:Nacida aproximadamente en 1651 

Cuentan que  se enamoró perdidamente de una Condesa llamada María Luisa de Paredes, aunque no mantuvieron una relación abierta, llegaron a ser muy cercanas. Dicha condesa inspiró a Sor Juana para escribir poemas de amor abiertamente lésbicos, como el que presentamos a continuación:


Filis
(Fragmento)
Yo, pues, mi adorada Filis,
que tu deidad reverencio,
que tu desdén idolatro
y que tu rigor venero:

bien así, como la simple
amante que, en tornos ciegos,
es despojo de la llama
por tocar el lucimiento

como el niño que, inocente,
aplica incauto los dedos
a la cuchilla, engañado
del resplandor del acero,

y herida la tierna mano,
aún sin conocer el yerro,
más que el dolor de la herida
siente apartarse del reo;

cual la enamorada Clicie
que, al rubio amante siguiendo,
siendo padre de las luces,
quiere eñsenarle adimientos;

como a lo cóncavo el aire,
como a la materia el fuego,
como a su centro las peñas,
como a su fin los intentos;

bien como todas las cosas
naturales, que el deseo
de conservarse, las une
amante en lazos estrechos...

Pero ¿para qué es cansarse?
Como a ti, Filis, te quiero;
que en lo que mereces, éste
es solo encarecimiento.

Ser mujer, ni estar ausente,
no es de amarte impedimento;
pues sabes tú que las almas
distancia ignoran y sexo.

   .....

¿Puedo yo dejar de amarte
si tan divina te advierto?
¿Hay causa sin producir?
¿Hay potencia sin objeto?

Pues siendo tú el más hermanso,
grande, soberano exceso
que ha visto en círculos tantos
el verde torno del tiempo,

¿para qué mi amor te vio?
¿Por qué mi fe te encarezco,
cuando es cada prenda tuya
firma de mi cautiverio?

Vuelve a ti misma los ojos
y hallarás, en ti y en ellos,
no sólo el amor posible,
mas preciso el rendimiento,

entre tanto que el cuidado,
en contemplarte suspenso,
que vivo asegura sólo
en fe de que por ti muero.


Rosa María Roffiel: Nacida en Veracruz, México es poeta, periodista y editora, se considera una de las principales referencias de literatura con temática lésbica en Abya Yala.

Cántico
me gustan las mujeres esdrújulas
sin brújula
sin mítica
con tónica.

las que aman con las vísceras
las células
las glándulas
las rítmicas
intrépidas
impudicas

las pérfidas
ingrávidas
poéticas
las mágicas
las lésbicas
lunáticas

me gustas tú, andrómeda
erótica
magnífica
política
mujérica

Sobrevivientes
yo conozco tu locura porque también es la mia

somos locas rebeldes
locas de estar vivas
locas maravillosas
estrafalarias, floridas

ovejas negras
descarriadas sin remedio
vergüenza de la família

piezas de seda fina
amazonas del asfalto
guerrilleras de la vida

locas de mil edades
llenas de rabia y gritos
buscadoras de verdades
locas fuertes
poderosas
locas tiernas
vulnerables
 cada día una batalla
una norma que rompemos
un milagro que creamos

para poder seguir siendo
locas solas
tristes
plenas

mujeres locas, intensas
locas mujeres ciertas.

Odette Alonso: Esta poeta y narradora cubana nació en el año 1964. Viajó por varios países de Abya Yala y para el año 1992 se radicó definitivamente en México.  En su escritura predomina el discurso político y erótico.


La muchacha del óleo me ha mirado
de su pincel renazco sin saberlo
dos manchas sobre el lienzo
tinta negra.
El pincel es mi dedo dibujado en su espalda
su dedo en mi nariz
la caricia en la nuca.
El lienzo es esta cama
y la ciudad entera
corazón que se abre sin confianza
blanco y negro en el lienzo
esa muchacha y yo.


Eva o el pecado original
Nada fue como dicen.
Yo descubrí mi cuerpo mojado en la maleza
y lo empecé a palpar.
Era mi cuerpo solo el que se hinchaba
inflamada mi vela.
No supe qué corría por mi vientre
trepaba hasta mi pecho
enceguecía.
Tuve miedo y grité
tuve miedo y rodé por la maleza.
Era fuego era sangre era lava de volcán
era espejismo.
No supe qué pasaba y tuve miedo
pero dejé rodar mi cuerpo y la llovizna
y algo estalló vibrante quién sabe en qué recodo.
Después dormí tranquila
un tiempo inexplicablemente largo.
Después quizás llegara Adán pero ya no lo vi
otra vez la llovizna humedeció mi cuerpo
y me sentí gritar.
Salomón Borrasca: Se dice que nació en Haití en 1942, adoptó este seudónimo masculino en 1965.Hizo su primera aparición en público en Chile en el PRIMER ENCUENTRO DE POETAS DEL MUNDO “CAMINO AL SUR” en el año 2011, decidió dejarse ver para acabar con las especulaciones que es un hombre. 
Acá compartimos una biografía escrita por ella misma: 
"Soy lesbiana y puta desde que tengo uso de razón, me gano el café de cada día en los tétricos hostales de la perdición, me han sacudido en los catres de las casas de cita de los barrios olvidados y me dejo ensartar en cualquier poste o cañada, amo la estirpe de los poetas malditos y vivo muy apenada con Dios por ser atea."
Cuando te pido un seno
Cuando le haces poses al espejo
con tu pequeña minifalda roja
me le acerco y tu te sonrojas
porque te pongo en la boca un seno. 




No te me asustes es tan solo un juego
me unté en los labios brillo escarlata.
deja que caiga tu hermoso pelo
sobre la parte que suplica tu agua. 




Quita mis pantis porque ya me mojo
este es el néctar que botó la rosa
y en este juego de las mariposas
yo hago las veces de esposo y esposa. 




Vaginas ardientes
Necesito de ti porque despiertas
el volcán que en mi piel había dormido
porque clavas tu lengua con violencia
como un huracán enfurecido. 




Necesito de ti porque eres bella
porque ríes cuando es ruda mi suerte
por tu lengua delgada que es muy diestra
por tus dedos sedosos tan ardientes. 




Necesito de ti loba salvaje
de tu modo de amar tan primitivo,
necesito de ti como el paisaje
necesita de el viento y el rocío.


Josefa Parra: Nacida en Jerez  de la Frontera, España en 1965. Es columnista de opinión en prensa diaria y revistas de literatura. Además de ser incluida en diversas antologías, poemas suyos han sido traducidos al portugués, al francés y al árabe. Apareció en la antología "Mujeres que aman a mujeres" en el año 2012

I -Del tacto

Acércate despacio a mis dominios;
que tus dedos tanteen el espacio
ciegamente, la oscuridad que envuelve
mi cuerpo; que construyan un camino
y lleguen hasta mí a través del velo
espeso y taciturno de las sombras.
Sálvame con la luz que hay en tus dedos
si me tocan, conjura la desidia,
enciéndeme o abrásame en el tacto
esplendoroso y claro de tus manos.
Como las mariposas de la noche,
hacia la llama iré que tú convocas,
que prefiero quemarme a estar a oscuras.
II -Del olfato

La vainilla; el espliego; el verdín; la canela.
A veces un aroma delgado como de agua,
como de nube o lluvia; a veces un violento
perfume que recuerda la piel de una gacela,
el sudor y la sangre de un animal en celo.
Pero siempre, al final, la vainilla, el espliego...


III -De la vista


Para tus ojos.
Para tus ojos fieramente abiertos.
Para tus ojos fijos.
Para tus ojos con caudal de fiebre.
Para tus ojos grandes.
Una orquídea de carne voluptuosa
para tus ojos ávidos
con vocación de abejas.


IV -Del gusto

Hay sal sobre los labios. En la lengua,
un resto de naufragios y sirenas,
tal vez algas, y el gusto de los fondos
espumosos y verdes del océano.
El sexo siempre sabe a mar de invierno,
a galernas en medio de la noche.


V -Del oído

Se levanta tu voz, se enrosca y se estremece,
serpiente y remolino, se enzarza en mis cabellos,
sube aún, se engrandece, se enajena en rugido
y pierde la noción del trino o la palabra.
Eres otro en tu voz. No conozco a ese hombre
que grita en el placer, delicioso extranjero
que habla lenguas angélicas en una cama impura. 

Begoña Callejón:  Nacida en Almería en el año 1976. Esta poeta y narradora actualmente es profesora en la Escuela de Escritores de Madrid. Reside en Granada, España. Algunos de sus poemas aparecen en la antología "Mujeres que aman mujeres", publicada por la editorial Vitruvio, el mismo recoge una muestra de poesía con temática lésbica.
  
  
Lilith
Lilith es un demonio hembra que merodea por las ruinas.
Y un sátiro llamará a otro;
también allí reposará Lilith.
Isaias 34,14

Tú traes un rumor a mi tragedia. Te anuncias, Asmodeo, como un caminante en un río de piedras que sollozan, pero no, es el Mar Rojo y tú, estás maldito. Desatas mi cabello y yo te empujo. Soy yo la que debe hacerlo. Yo soy el pájaro emboscado en la lujuria. Una grieta en el muro del Edén. Una vez fui una ofrenda pero ahora soy música para la sangre. Amado rostro entre las sombras, no me muestres el camino, mi nombre llegará lejos. No soy bruja, no soy puta, soy una mujer que jadea ante los hilos futuros. Crea un jardín petrificado desde la que me creó hasta mi y entonces, te seguiré. Toca mis hombros y deja que tus manos se resbalen. El sauce de Innana observa nuestras manos, sin ramas y sin hojas. Ahí está mi hogar. Junto a las imágenes obscenas de mi libertad. Anzu y la serpiente luchan en el árbol de la vida. Y que suene siempre la música, para asistir al nacimiento de los sátiros, de las mujeres cubiertas de ojos, bañadas por el sexo. No tengo la boca cosida. No tengo los párpados cosidos. Tengo gestos en mi cuerpo que borran la amplia gama de los miedos.

Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro abandone el ramo en el umbral.
Y te perderás en esa imagen presentida.
Yo ya he volado. 
Brujería, hermanas Brönte y un tazón de leche


Emily, Anne y Charlotte se dan un baño en la bañera de su madre. Se hace tarde. La tierra las mece en silencio. Vagan por sombrías cavernas, conocen damas, elegantes señores y un anciano que les cuelga los vestidos rosas cada aurora. Esconden la mano, no se miran, las puertas de la noche devoran a las polillas. Abren las piernas y encuentran la mano. Buscan su nombre entre las olas que declinan con los años. Gritan. Consoladas. Sus rostros se iluminan en el espejo, sus risas florecen, observan la sombra de la cama y sus sexos resplandecen. Regresan a un país donde los esqueletos desnudos se trasforman en galanes caballeros. Las estrellas les sirven como colcha. 
 
Virginia Moreno Goitia: Nacida en Venezuela en el año 1994. Estudiante de Educación Mención Lengua y Literatura de la Universidad de Carabobo. Esta joven poeta, el año 2011 ganó el concurso "Mi primer beso". Recientemente publicó su primer poemario "Retorno" y ha participado en recitales en Valencia y Caracas.

Deceso


La vida es lo que abarcan mis brazos
pero tú lo abarcas todo:
la noche sobre mis brazos.
Cuando te encuentro en otros ojos
los míos se nublan
pero recuerdo el relámpago y su luz
cerca del trueno
el tambor vuelve a sonar   en mí.


Conversación con el agua


I
-Yo vengo de las piedras
durante milenios me lavé contigo
me esculpiste hasta hacerme hermosa
me escupiste cerca del mar 
salvaste del silencio mis angustias
de la sed cuando no puedo moverme
y limaste en mí las grietas que me hicieron crecer


A veces el recuerdo de la dureza viene a mí
y tú sigues lavando esta piedra.- 


II
Puedo deslizarme por tu piel
llevar a cuestas el sucio de tu corteza
refrescar tu frente que suda
tienes sed
y puedes aun beberme
pero no puedo salvarte.


vienes a limpiar
cuando ya no quieres más el ritmo que llevas
no puedo quitar el alcohol de tu sangre
no puedo aligerar el ancla de tu humo


en vez de eso escucha cuando camino
quizás así te llenes de calma
y superes los vicios
para que te bañes en mí sin resabios
tus ancestrxs vienen de aquí
algo de mi naturaleza llevas
fluye como se te incline la vida
y desemboca siempre en pozos.


Guayabo


El amor que conocemos se destiñe
Lo vemos cuando en la mano sostenemos la mitad
abierta como un corazón
rosado   pálido
la ofrenda llena de semillas y gusanos.


Así pues, hemos conocido ocho mujeres poetas, lesbianas que su escritura no tiene desperdicio alguno. A leer poesía y a seguir indagando sobre estas y otras tantas maravillosas lesbianas que dan vida a las letras y que con su palabra estalla el grito de rebeldía y subversión feminista.

Virginia Elvira






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Mujer, lesbiana, pobre y tercermundista Mi primer acercamiento al feminismo surgió a partir de la circunscripción en las categorías “...